9 abr. 2007

¿QUÉ ES LA VIDA EN EL SISTEMA POLÍTICO? PRIMERA PARTE




El ejercicio de la razón ha motivado la organización de los elementos que suponen indispensables para mantener la vida. En Armas, acero y gérmenes, Jarrell Diamond, podemos ver como la capacidad de dearrollar una cultura estable y progresiva, el Hombre ha necesitado dos items: primero ha necesitado que el hábitat en el que desarrolla sus relaciones pudiera mantener una constante producción de alimentos necesarios para complementar la dieta de las primeras civilizaciones. Lo segundo ha debido adaptarse a este medio y organizar la producción de estos alimentos para producir excedentes mediante el conocimiento de su realidad social y la capacidad de organizar ese conocimiento. Estos excedentes sirven para complementar la dieta de los que no trabajan para que estos pudieran disponer de tiempo suficiente para poder crear conocimientos utiles para el progreso de su civilización.

De las formas organizativas se desprende la cantidad de acumulación de conocimiento del que se dispone, y según se avanza en este conocimiento la organización ha ido adaptando las utilidades de mayor uso al resto de ambitos de la organización. En un principio el útil de organización es la jerarquía, en base a una capacidad de relación social, la dominación se desprende de la violencia. Sin embargo cuando se produce un hecho, más allá de la dialéctica, el mismo origen produce otro hecho opuesto. De la dominación se pretende la libertad, el compañerismo y el alejamiento de una forma rigida de organización de la sociedad. Aunque la dialéctica ha demostrado equivocarse en multitud de ocasiones, ya que no todo camibio supone una aproximación a la realidad social, sin embargo la base de la unión de los opuestos es tan importante que en su fallo se encuentra lo correcto, de hay la importancia de compender la noción de la dialéctica. Esta es tan importante que aún cuando fracasa se sigue explicando a si misma. De acuerdo a este concepto el idealismo alemán no podía preveer lo que sucedió en Sudamérica tras la estampida de la Escuela de Chicago en la decada de los cincuenta y los sesenta en contra del avance del Socialismo, pero si que intuía que aunque este cambio no fuese un progreso se iba a dar. El error de Hegel es su optimismo pesimista y hay está la base del fracaso de su modelo panlogístico, la paradoja de un progreso negativo que se genera por oposición, nunca por proposición.