2 may. 2007

LOS VIENTOS DE LO RADICAL

Que negro se ve todo cuando empiezan a sonar los vientos de lo radical.
Lo radical por superfluo es obvio y constante, no existe radicales en un mundo donde los puntos de vista cambían metódicamente, día a día. Los radicales son miembros de la sociedad, sus puntos de vista están compartidos por todos. Incluso usted es un radical, un terrorista. No se ha fijado como le mirán los policias en el aeropuerto. La sensación vergonzosa de sacar el perfume de cincuenta euros y sentirte como si fuera antrax o napalm.

¿Cuantos de ustedes piensan en los radicales? No, nunca. Tal vez ayer un rato mientras la bilis hacía su efecto visceral resurgiendo la rabia en nuestro ser. Todo bien planeado, a la hora de la comida, a la hora de la cena. En la vida eterna de la persecución de la libertad contra la muerte sin fín de opresiones violentas.

Yo soy un terrorista, usted es un terrorista y nosotros juntos somos terroristas.

Presas políticas de un engranaje metódico de guerra y paz, guerra y paz. Vida y muerte.

0 comentarios: