16 jun. 2007

¿QUÉ ES LA VIDA EN EL SISTEMA POLÍTICO? SEGUNDA PARTE



Como comenta Kierkegaard en El concepto de la angustia si el concepto de síntesis pudiera ser cambiado por el concepto de mediación o simplemente si entre tesis, antítesis y síntesis existiera la posibilidad de la mediación, las posibilidades serían exponencialmente mayores. Sin embargo bajo mi punto de vista el modelo no es la mediación sino la sinergia.



Los cambios de útiles en la organización han producido sinérgias en los anteriores utiles que las transforman para hacer más eficiente y más posible el ideal por el que se construye una organización. Si la violencia trae la jerarquía, la explotación no es más que la sinérgia de esa proto-violencia con el resto de tecnologías y avances cientifico sociales. Por ejemplo cuando la agricultura supuso la división del año en estaciones como metodo de organización, la jerarquía y la estación a provocado sinergías que han producido los dias festivos que señalan el inicio de la época de siembra. Esta capacidad de integrar nuevos items racionales a las estructras de la organización es la razón. Un complejo sistema compuesto de diferentes sitemas de organización racional. Un complejo Sistema adaptado al medio donde se crea. La educación, la alimentación, la cultura popular, las formas de trabajo, los valores son estos elementos organizativos de la sociedad aplicados al medio donde se desarrollan. Todo el conjunto de estos elementos conforman la estructura del Sistema, su forma organizativa.

La Razón, un mito del idealismo alemán y piedra angular de toda la industria. Un concepto al que se le dan formas ambiguas. A pesar de ello, como dice Herbert Marcuse en su libro Razón y revolución, la razón para Hegel es una incognita que no es capaz de respoder. Al igual que Kant no nos descubre que es la Transcendendia.

La acumulación de este capital organizativo, produce un completo orden racional de las cosas. Pero racional porque viene de la razón humana, no por que esta organización sea salvadora e iluminante para el resto de las personas que compongan estas organizaciones. El mito de la razón ha convertido verdaderas atrocidades en nombre del progreso en salvaguardas de la humanidad. En el fondo como en todo hecho, es posible su división en etapas sucesivas históricas. Esto no quiere decir que la acumulación de este capital se constante . Puede que caiga hasta el punto de ser destruido como en un pueblo abandonado por la sobreexplotación o en un lugar de pesca corroido por la marea negra.

0 comentarios: