9 abr. 2008

El terrorista

TheSmoked

Hace poco hablaba de la posibilidad de dividir los partidos en aquellos que crean sus programas por oposición y aquellos que crean sus programas por imaginación.Y es que las cosas han cambiado mucho desde aquella época en la que los marxistas luchaban por los derechos civiles y de los trabajadores, con sus asambleas internacionales y sus manifestaciones ilegales, para que hoy los disfrutemos todos. Por supuesto esto no ha sido un cuento de hadas, de hecho es normal que los marxistas hayan matado personas para conseguirlo porqué quien se oponía a los obreros, normalmente, gozaba del privilegio de matar a quien quisiera sin dar explicaciones. Las películas americanas aciertan mucho en cómo pensamos que conseguimos los derechos y las libertades, lo siento para todos los que penséis que los derechos son las partes más maravillosas de las constituciones, parece que un hombre bronceado hincó el gran estandarte con un trozo de tela harapiento en una colina, los destellos de luz pasaron a través de los huecos que habían provocado las balas de la contienda en el paño que simulaba la bandera y mientras las llamas iluminan la cara del intrépido héroe, el resto de los soldados aclamaban sus besos con la enfermera más guapa del regimiento.

Los derechos que tenemos en las constituciones son el producto de la cesión por parte de los gobiernos ante una masacre entre el pueblo y el ejercito que ha provocado millones y millones de muertes a lo largo del siglo XIX y XX, esto ha pasado en España,Alemania, Francia, Estados Unidos, China, Japón...Y no siempre tenía que suceder que los derechos fueran conseguidos de manera progresiva sino que estos avanzaban y retrocedían dependiendo de la dureza del presidente o dictador que estuviera en el cargo. Observando un poco la izquierda mundial, estamos viviendo por así decirlo el final del marxismo cómo teoría de la lucha entre clases para convertirlo en marxismo cómo teoría de la rebeldía estudiantil. Ya no existen sindicatos no ligados al Estado, ni partidos políticos realmente independientes de un surtido de votantes de todas las clases. La democracia, debido a el terrorismo internacional, ha blindado sus símbolos y cualquier ápice de crítica en contra del Estado puede ser convertido en fragmento de un discurso terrorista. Cabe más, en su carnicería matutina, el terrorista, se ha convertido en el último de los bandoleros,el último de los anarquistas y el último de los templarios que a lo largo de nuestra historia han desempeñado el Rol del personaje anti estatalista.

Todo lo relacionado con el marxismo se esfuma entre la niebla del socialismo avanzado y el terrorista es el único de los individuos que traen el eco de un pasado al que pertenecemos todos. Cuando he ido de viaje, la sensación que tengo cuando paso por los férreos controles de los aeropuertos (donde me tiraron un desodorante del equipaje de mano por ser una posible arma)no es el sentimiento de que existan posibles terroristas entre la población dispuestos a atentar y que debido a esto, esos guardias civiles nos estén protegiendo. Sino que están ahí porqué no confían en los ciudadanos, es cómo si esta sociedad en la que vivimos, donde prácticamente todos somos copias de alguien o de algo hecho para el pret a porter del Zara, camuflara a los terroristas (cómo las ciudades sirvieron de refugio a los maquis en la década de los cincuenta) y por lo tanto alguien del ministerio del Interior pensara – ¡Hey!Cómo no vamos a averiguar quiénes son los malos, pues les vigilamos a todos-. Y es que no se crean que los terroristas son superhombres o que para crear un país hay que ser un macoy del oeste americano. No, no, hay tienen a Abd el Krim,un oficinista que independizó de los marroquíes y los franceses la república del Rif; otro ejemplo son los niños de ETA que atentan sin superar la veintena. Eso es lo que pasa hoy en día, la información está hay a su alcance, en la calle, en internet, en la televisión.Hace menos de seis meses un chico de veintisiete años, obsesionado con el fenómeno OVNI, fue detenidoen Gran Bretaña por introducirse en la red interna del Pentágono yconseguir información confidencial. Según el instituto Elcano la mayoría de los nuevos terroristas que se están formando para Alquaeda en África proceden del Magreb y Egipto, son adolescentes que acceden a los foros de internet y un día desaparecen de sus casas rumbo al noroeste de Pakistán, para recibir entrenamiento de combate.


Y la realidad es que en ese mar de espejismos, donde los terroristas se están volviendo invisibles por el simple hecho de camuflarse entre la masa. Hemos creado una palanca de una maquina tragaperras que a la que baja nos aprovisiona de felicidad y mientras sube hace que surjan terroristas por todas partes. De dos maneras, una es que la Democracia es una forma de gobernar ideal de occidente que se pelea con otras formas de gobernar,siempre lo ha hecho y lo sigue haciendo, en este caso contra las Repúblicas Islamistas que en realidad si son democráticas, al menos tan democráticas como muchas democracias parlamentarias europeas, sin embargo su Derecho y sus leyes son mucho más adroctinarias y son determinadas indirectamente por la religión mayoritaria, la musulmana, por eso no representan a toda la nación y de esa forma es cómo no son totalmente democráticas.

Como siempre digo por oposición se pueden crear formas de dominación cooperativa entre los opuestos, y la lucha que la democracia tiene con este tipo de gobiernos da argumentos para que estos movilicen a sus ciudadanos contra las democracias americanas o europeas. La otra forma viene dada por la sociedad del espectáculo y la propaganda del consumo, estoy totalmente seguro que la sensación que lleva a las personas del Magreb y de Oriente Medio a luchar son por un lado las necesidades innecesarias del mercado capitalista occidental y por el otro la impotencia total de los habitantes de los países tercermundistas para poder conseguirlas, ya saben coches caros,vidas lujosas,comida rápida y canales de cable para ver el fútbol. ¿Porqué quemaban los coches en París? La verdad está en cada esquina, yo miro las zapatillas de muchos inmigrantes y veo bambas de cien euros por todas partes, zapatillas Nike con todas las cámaras de aire que pueden tener, les gusta conducir lujosos coches y enseñarlos por las calles, para mí gritan – Hey los de aquí, yo soy cómo vosotros, ¿no lo veis?-, para mí que todavía no se han dado cuenta de que tanto ellos como nosotros estamos igual de mal. En el Estado saben que más o menos todos estamos igual de jodidos, el que tiene más en realidad se lo debe al banco, el que tiene menos pues tiene que vivir en veintemetros cuadrados, el parado y el trabajador no se diferencian en mucho,si un trabajador cobra quinientos euros es tan pobre como si no los tuviera ya que no puede garantizarse un piso, el transporte, la comida,el agua, la electricidad y el teléfono; el que se mantiene con un trabajo de autónomo tiene que pagar un montón de deudas y esto le termina creando ansiedad, insomnio, estrés, discusión en las familias y el que quiere mucho dinero no tiene tiempo para vivir... Realmente es por la vena que se le hincha cuando ve el coste del interés en la letra de la hipoteca, es por la mueca que ha puesto al ver que el cerdo del ex alcalde de Marbella acaba de salir de la cárcel después de robar lo que ha podido,es por las preguntas que se hace cuando ve que todo sucede sin que se note que usted está viviendo en este mundo o por el coraje que le da ver a los trabajadores de los astilleros o los mineros en la televisión, es porqué todos somos posibles terroristas. Por eso nos vigilan en los aeropuertos.

Un ejemplo de censura es el que hace desde el 2004 de la palabra Yihad, como si todos sus posibles usuarios fueran terroristas, miren el gráfico sacado de Google Trends:







0 comentarios: